Seguidores

sábado, 28 de septiembre de 2013

Sueños rotos.

En ocasiones olvido quién soy, para qué estoy aquí, y lo único que pienso es en pasar el día con la cabeza en la almohada. Otras veces la soledad me acompaña y quiero irme, irme lejos de todo. Y otras.. desconfío de mi misma, por todos los errores que he cometido día tras día, a lo largo de mis 18 años.
Avanzar, resistir y aguantar es con lo que me identifico ahora mismo, mirar al futuro sabiendo que hay que enfrentarse a lo malo. Pero.. me voy perdiendo, me voy quedando atrás del todo y sin saber porqué me ahogo en mis pensamientos.
Tengo tantas ganas de irme, de hacer un viaje enormemente largo o que simplemente me trague la tierra. Así nadie sabría de mi existencia.
Un día me dijeron que nunca dejará de perseguir mis sueños, pero no veas como cuesta cuando lo único que hay a tu alrededor es niebla y numerosos obstáculos.
No queda de otra.. tragar saliva y seguir viviendo.
>